Alteraciones de la movilidad en el adulto mayor

Diplomado adulto mayor 1UNICA

El 15% del total de la Población Mayor de 65 años y dos terceras partes de los adultos mayores que viven en instituciones de cuidados prolongados tienen trastornos de la movilidad.

Esta situación puede llevar a un estado de dependencia progresiva hacia terceras personas y en grados avanzados de inmovilidad a la presentación de complicaciones que pueden conducir a la muerte.

Las alteraciones de la movilidad del adulto mayor afectan la realización de distintas actividades de la vida diaria y pueden llegar hasta la inmovilidad. Pueden ser leves, moderadas o severas que impiden deambular largas distancias o llegar a la inmovilidad total de su cama o de las actividades básicas diarias.

Sus principales causas son las enfermedades articulares degenerativas, estados pos-fractura de cadera, enfermedad vascular cerebral, estados depresivos, uso de medicamentos como las benzodiacepinas, metoclopramida, osteoporosis, fracturas de caderas o fémur, enfermedad de Parkinson, neuropatías o enfermedades crónicas.

Sus factores de riesgo son los medicamentos, obesidad, desnutrición, carencia de afecto, trastornos de la vista y la audición, enfermedades terminales y trastornos cardiacos y pulmonares. Sus complicaciones son las úlceras de las caderas, estreñimiento, trombosis y embolias, atrofia muscular, depresión, abandono social y familiar, contracturas, disminución del calcio y fosforo.

Su manejo es tratar las enfermedades concomitantes, prevenir las complicaciones de la inmovilidad, motivar y apoyar psicológicamente al paciente, familia y cuidadores, enfatizar el logro de la independencia funcional y ser realista e individualizar las metas. Sus objetivos son restaurar la independencia, evaluar y mejorar la función sensorial y motora, mejorar la capacidad de resolver problemas, aliviar el dolor, mejorar la fuerza y la coordinación, mejorar la marcha y la estabilidad y valorar la necesidad de medios auxiliares y enseñar su uso (bastón, andador, sillas de rueda) etc.

Las alteraciones de la movilidad son determinantes en la autonomía para la realización de las actividades diaria, el mantenimiento de la competencia funcional para continuar con la actividad laboral y el desarrollo de la vida social y en el mantenimiento de un equilibrio psicológico,

DR.CARLOS JIMENEZ VALVERDE

ESPECIALISTA EN MEDICINA INTERNA

CATEDRATICO GERIATRIA-UNICA.

 

2018-02-01T15:22:48+00:00