UNICA - Universidad Católica Redemptoris Mater

CONSEJO SUPERIOR DE UNICA, ENTREGA MÁXIMA DISTINCIÓN A MADRE MODESTA CANTARERO

5-PSEn un solemne y sencillo acto le fue impuesta la “Orden Cardenal Miguel Obando Bravo” a Madre Modesta Cantarero y Mendoza por unánime acuerdo del Consejo Superior de la Universidad Católica Redemptoris Máter, UNICA, en la sesión número 99 del viernes 26 de junio de 2015.

Durante la ceremonia, Monseñor Eddie Montenegro dirigió unas palabras a las y los presentes acerca del porqué se le otorga esta máxima distinción a este personaje religioso. “Este es un reconocimiento de la comunión y del servicio que la Madre Modesta ha prestado y presta, desde allí donde está, desde la trinchera del evangelio, predicando a Cristo con su testimonio de vida”, manifestó.

Una vez dichas estas palabras, el Secretario General del Consejo Superior de esta casa de estudios, licenciado Héctor Cotte, procedió a darle lectura al acuerdo. Enseguida su Eminencia Cardenal Miguel Obando Bravo materializó la imposición de la medalla a la Madre Modesta Cantarero y Mendoza, entregándole además, copia del acuerdo en cuestión. La firma del acta por todos los miembros del Consejo Superior fue el siguiente paso.

A continuación, le fue concedida la palabra a Sor Ligia Rodríguez, quien con una breve anécdota agradeció en nombre de todas las religiosas Misioneras de Cristo Rey, la alta distinción otorgada a Madre Modesta. “…ella siempre ha cargado la cruz que el Señor Jesús, por medio de sus intermediarios, ha puesto en sus hombros, ha hecho en vida lo que decía Madre Albertina: llevar la cruz derechita y con garbo. Ella ha vivido y vive el sentido de pertenencia a nuestra congregación, es para nosotras una hermana ejemplar”, afirmó en su discurso.

MADRE MODESTA CANTARERO Y MENDOZA

Un 2 de febrero de 1952 Madre Modesta se convierte en misionera y ha trabajado a favor de los pobres, privados de libertad y enfermos; apasionada por el apostolado, ha servido donde la congregación le ha necesitado. “Es una religiosa excepcional”, tal como lo expresó Sor Ligia Rodríguez en su comparecencia.