UNICA - Universidad Católica Redemptoris Mater

ESTUDIANTES DE UNICA BENEFICIADAS POR ALIANZA CON UNIVERSIDAD METROPOLITANA DE PUERTO RICO

4Con el interés de poner en práctica la Misión y la Visión que la Universidad Católica Redemptoris Máter, UNICA, promueve, la Oficina de Relaciones Internacionales, ORI, trabaja en alianzas y convenios que beneficien el aprendizaje, las experiencias internacionales y la profesionalización integral de nuestros estudiantes y, como consecuencia de estas gestiones, cinco estudiantes de distintas carreras de esta institución, resultaron beneficiadas por el Sistema Universitario Ana G. Méndez, San Juan, Puerto Rico mediante el proyecto: “UNICA-Puerto Rico Alianza”.

Dicho Sistema Universitario comprende el involucramiento de la Universidad Metropolitana, Universidad de Puerto Rico, Mayagüez y la Universidad Católica de Nicaragua, en el que desarrollaron una asociación para poner en práctica un programa de investigación que preparará a los estudiantes de grado y preuniversitarios de las comunidades de bajos recursos económicos en Nicaragua, en el uso de la metodología de investigación proyecto – el aprendizaje basado en las áreas de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y la informática (STEM-C).

El programa está diseñado en torno al objetivo principal de aumentar el reclutamiento y la participación de los estudiantes en las Américas en las disciplinas STEM-C. Se llegará a los estudiantes de secundaria, proporcionándoles una tubería para llevar a cabo las manos en la investigación en el ámbito universitario y estudiantes de las instituciones de asociación a través de una experiencia de investigación de verano de ocho semanas.

La experiencia de las cinco estudiantes UNICA.

Laura Zambrano estudia Medicina, fue beneficiada para participar en esta Alianza entre la Universidad de Puerto Rico y UNICA. Cada estudiante durante su estadía de dos meses, les fue asignado un proyecto con el cual poner en práctica las técnicas de investigación que les fueron dadas.

A Laura le fue asignada una investigación relacionada con la química. Para esta joven la experiencia fue única,  ya que “conocí a gente muy cordial, aprendí mucho sobre química, historia del país y demás”, asegura.

Por otro lado y basada en esta vivencia, lamenta el bajo desarrollo del tema de la investigación en nuestro país, y “allá en Puerto Rico nos enseñaron varias técnicas que me gustaría aplicarlas aquí, con mis compañeros de la UNICA”, manifestó.

En cuanto a Dayana Cuadra, estudiante de segundo año de Ingeniería industrial, quien también formó parte de este afortunado equipo, dijo sentirse satisfecha con la investigación que le correspondió. “Yo trabajé con el tema de superficies de aluminios con nano partículas”, explicó.

Dayana confiesa que al inicio sintió un poco de miedo, pero a medida que pasaron los días y con mente abierta, lo pudo superar. “Me empecé a sentir emocionada… aprendí muchas cosas en el tema de la investigación y en la práctica con los materiales y las técnicas”, afirma.

Para Celia Rodríguez, estudiante de segundo de la carrera de Ingeniería Industrial, la experiencia con esta alianza fue muy grata, e igual que el resto de sus compañeras en esta aventura académica, manifiesta haber aprendido muchas cosas y conocido a personas muy amables. “Pude conocer mucho de la cultura de Puerto Rico…”, expresó.

Detección de explosivos fue el tema-proyecto asignado a esta estudiante, con el que aprendió técnicas, según comentó, para poder encontrar fuentes confiables, mucho sobre el uso de láser, el cómo hacer reportes, entre otras cosas. “Esta experiencia es única y nos servirá en nuestro currículo, por eso estoy muy agradecida con UNICA, por la oportunidad que me dio de participar y adquirir nuevos conocimientos”, expuso.

Fernanda Mejía, también estudiante de segundo año de la carrera de Ingeniería Industrial, considera esta vivencia muy importante en su aprendizaje, “me ha hecho crecer como alumna, aprendí mucho con mi proyecto “, nos comentó, el que trataba sobre Validación de limpieza, que es para velar que la manufactura lleve un buen nivel de seguridad para que la empresa pueda venderlo.

Esto para Fernanda es básico, pues va de la mano con la carrera que estudia y “traté de implementar lo que he aprendido además de la información sobre el manejo de la química”, dijo.

Mariana Vargas, cursa segundo año de la carrera de Marketing y Publicidad. Esta joven estuvo en la Universidad Metropolitana en Cupey, San Juan, Puerto Rico, y en el área de química, ella trabajó en un proyecto sobre diseño de drogas (medicinas) de manera virtual. “Aprendí demasiadas cosas… al principio me costó mucho, pero como ya tenía una base en el colegio pude superarlo”, afirma.

Asegura que al inicio la temática no le llamaba la atención, “pero si me gustó mucho y aprendí cosas que ni sabía cómo hacerlas, por ejemplo el manejo de programas en la computadora, lo que antes para mí era complicado y me preguntaba qué era y cómo lo hacían, pero luego me di cuenta que es sencillo… ¡hasta descubrí una molécula!”, manifestó entusiasmada.

Esto quiere decir que su mentor le dio una molécula base, misma que la estudiante debía modificar y una vez hecho este procedimiento, debía ingresarla, ya modificada, a un sistema donde si no aparecía en la base de datos existente significaba que había sido descubierta, y en este caso por Mariana.

Al final de la entrevista, Mariana sugiere continuar promoviendo este tipo de intercambios para que otras y otros estudiantes puedan ganar un poco más en experiencia personal y profesional.