Las competencias fundamentales de un Ejecutivo Moderno

Ejecutivo moderno

La complejidad y competitividad del entorno organizacional contemporáneo, nos obligan a reflexionar sobre cuáles son las competencias clave que necesitan desarrollar hoy en día los ejecutivos para ser mejores líderes y más productivos en su desempeño. Al respecto, podríamos elaborar una lista bastante extensa de competencias que sin duda impactan positivamente en la labor ejecutiva, pero intentaremos identificar aquellas que marcan una diferencia.

Flexibilidad

En un mundo en constante cambio, la habilidad para aprender-desaprender-reaprender es vital para hacer frente a una realidad donde todo puede volverse obsoleto de un momento a otro. En ese sentido, los ejecutivos modernos deben estar abiertos al aprendizaje permanente y a cuestionar sus propias creencias y paradigmas en la medida que estos dejen de ser útiles para la consecución de los resultados deseados. Lo anterior no significa traicionar sus valores más profundos.

Adaptación

No supone una resignación ante los numerosos cambios que se nos presentan, sino la capacidad para adquirir nuevas destrezas para enfrentarlos de manera efectiva. La mayoría de los desafíos que se les presentan a los ejecutivos modernos son, más que técnicos, desafíos adaptativos que exigen salir de la zona de confort y desafiar los mapas mentales que en el pasado les sirvieron como referencia para sortear una realidad que ya no existe.

Inteligencia Emocional

La flexibilidad y la adaptación suponen, además de un ejercicio consciente y racional, una labor en esencial emocional. El proceso de aprendizaje de un directivo moderno no debe estar dirigido únicamente por el cerebro, debe conectar con las emociones. Quienes dirigen un equipo, empresa u organización deben conocer y gestionar inteligentemente las emociones propias y ajenas, pues detrás de cualquier proceso o estructura hay personas cuyas acciones están regidas por la forma en que piensan y cuyos pensamientos, a su vez, están condicionando por lo que sienten.

Autoconocimiento

Ser un buen líder es algo que empieza dentro de la persona y desde ahí se proyecta hacia afuera. Comienza por liderarse a uno mismo, conocer sus propias fortalezas y áreas de mejora y, a partir de ahí, liderar a otros; implica que un directivo sea capaz de autogestionarse y, con ello, ser un líder capaz de inspirar a otros. El directivo moderno debe reflexionar activamente sobre quién quieren ser, qué le interesa en la vida, el legado que quieren dejar.

Saber dar retroalimentación

Una tarea fundamental para los directivos de hoy es ser capaces de contribuir al desarrollo personal y profesional de otros. Para ello deben considerar la retroalimentación (feedback) como una práctica permanente y no solo como el momento culminante de la evaluación anual. La retroalimentación debe ser precisa y no ambigua, centrada concretamente en aspectos puntuales del comportamiento que se quiere desarrollar; debe ser oportuna, transmitida al interesado justo después de ocurrida la situación que se quiere retroalimentar; debe ser despersonalizada, enfocada en los comportamientos observados y sus consecuencias directas, y no en la persona como tal.

Visión sistémica y estratégica

En un mundo donde todo está interconectado e interrelacionado, resulta necesario que los directivos comprenden que sus decisiones y acciones, por muy pequeñas que las consideren, tendrán un impacto en otros(as) a lo inmediato o en el mediano plazo. Es por eso que deben tener la capacidad de ver y entender a la organización como un todo que funciona como un todo y no como la sumatoria de partes (áreas). El directivo moderno debe, entonces, preocuparse por la necesaria integración entre el elemento estratégico de la organización y los componentes funcionales/operativos de la misma.

Es en este contexto complejo y competitivo que la Universidad Católica “Redemptoris Mater”, a través de la Vicerrectoría de Investigación y Posgrado, ofrece el programa de Maestría en Gestión Estratégica Empresarial, como una opción para todos aquellos ejecutivos modernos interesados en darle un impulso significativo a su carrera profesional para seguir creciendo y tener más y mejores oportunidades en su vida laboral.

Compártelo en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2018-02-08T21:08:17+00:00