LIBRO “MODESTO ARMIJO LOZANO” ES LANZADO EN UNICA Y COMENTADO POR ESPECIALISTAS

En el Auditorio María Auxiliadora de la Universidad Católica Redemptoris Máter, UNICA, se realizó la presentación del libro “Modesto Armijo Lozano”, Diario dedicado a su esposa, Carmenza Mejía Aráuz (octubre de 1926-julio de 1927). Durante el evento, hubo intervenciones de la doctora Mónica Toussaint del Instituto de Investigaciones “Doctor José María Luis Mora” y del doctor Guillermo Fernández Ampié del Colegio de Estudios Latinoamericanos, Facultad de Filosofía y Letras de UNAM, México.
Los comentarios acerca de la obra estuvieron a cargo de Natalia Armijo Canto de la Universidad de Quintana Roo, y Carmen Elena Armijo Canto del Instituto de Investigaciones Filológicas, Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.
“Para nosotros es un honor estar aquí. Vamos a hablar alternativamente para dar un panorama de lo que es el diario, de qué se trata, quien es Modesto Armijo, cómo se hizo la obra y algunos elementos históricos”, fueron las palabras introductorias de Toussaint, luego de la cordial bienvenida que recibieran por parte del profesor Aníbal Almanza, Director del Instituto de Bellas Artes, IBA de UNICA.

“No es extraño pensar que la figura del maestro Armijo Lozano sea desconocida para muchas generaciones de nicaraguenses”, dijo Almanza, “incluso para esas generaciones de finales del siglo XX. Una encuesta rápida sugiere el conocimiento de este insigne educador y esta se reduce al instituto que lleva su nombre y fundado por el profesor Bernardo Sequeira, justamente en el año de su fallecimiento en 1968, como un homenaje a su legado cultural”, remembró el profesor Almanza.

En su intervención, Natalia Armijo narró a los asistentes un poco de la semblanza de su abuelo, Modesto Armijo Lozano. “Estoy feliz de estar en Nicaragua, muy agradecida por todo el esfuerzo por hacer realidad esta obra”, manifestó, y acto seguido describió al personaje en cuestión.
Por su parte Toussaint aseguró haber tenido el honor, “y lo sigo teniendo”, de ser parte de la familia Armijo, pues desde la infancia ha cultivado una amistad con Natalia, nieta del protagonista de la obra cuya presentación, esa mañana les congregó.
“Recuerdo que en una comida hace dos o tres años atrás, platicando con don Modesto (hijo de Armijo Lozano)”, manifestó Toussaint, “empezó a relatarnos que tenía el diario de su padre, que eran tres tomos como de 800 páginas manuscritas y a mí se me iluminó la cara de felicidad, hasta que le dije: oiga don Modesto, ¿y usted nunca ha pensado en publicar ese diario?”, a lo que él respondió: “Y a quien le podrá interesar”, recuerda.
Llegó el día en que don Modesto llamó a su despacho a Toussaint para mostrarle el diario, el que entregó en sus manos para empezar a trabajar en la insinuada publicación. “Me lo llevé bajo el brazo y me dirigí al Instituto “Doctor José María Luis Mora” en México con la idea de proponer la publicación, pues ahí contamos con una colección llamada “Testimonios” que se dedica precisamente a esto: a recuperar testimonios de gente fallecida o que aún vive”, comentó.
Y fue entonces que la propuesta fue aceptada por su pertinencia e importancia, dado que este testimonio relata un episodio de la guerra y de la historia de Nicaragua, describe de manera detallada cuestiones de la relación con México, además las partes del diario en que Armijo escribía a su esposa Carmenza Mejía Aráuz.
Es así que para lograr la publicación de la obra, se debía editar y redactar un texto introductorio, “entonces invité a Guillermo Fernández Ampié, colega y amigo de hace muchos años, quien gustoso aceptó participar y empezamos a trabajar en esto”, explicó.
Guillermo Fernández considera que la experiencia con la edición de este diario ha sido un extraordinario privilegio, “y agradezco a la familia Armijo, así como también agradezco al doctor Miguel Ayerdis y a las autoridades de esta Universidad, por la oportunidad que nos dan de venir a presentar este texto”, resaltó el especialista.
Al final de la ponencia sobre el libro, los artistas nicaragüenses Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy, se presentaron con un breve homenaje a este personaje, con quien tienen lazos de sangre por medio de la esposa de Modesto Armijo, Carmenza Mejía.