Psicología forense en la administración de justicia

Rol de la psicología forense en la administración de justicia

La licenciada María Elena Espinoza, primera Psicóloga Forense de Nicaragua y parte del equipo de especialistas en psicología forense del Instituto de Medicina Legal, IML, bajo la dirección del Director Zacarías Duarte Castellón, con 20 años de experiencia en este campo; es parte del cuerpo docente que estará a cargo del Posgrado en Psicología Forense que impartirá UNICA, en conjunto con el IML.

La psicología forense es una subespecialidad de la psicología como tal. Nosotros como psicólogos forenses somos auxiliares en la administración de justicia, con nuestros conocimientos científicos y con nuestra labor pericial aportamos a los judiciales y a todas las instancias necesarias, toda aquella información que servirá de pruebas al judicial para poder administrar adecuadamente la justicia.

La psicología forense se diferencia de la psicología clínica en que además de establecer un diagnóstico, influye en la administración de justicia, en cambio la psicología clínica establece un diagnóstico y brinda un tratamiento. La misma está dirigida a esos procesos donde se requiere de un cambio, para ello es necesario un diagnóstico longitudinal; en tanto la psicología forense es un diagnóstico y un estudio transversal en relación a hechos concretos.

Como psicólogos forenses nuestro rol medular está en servir como auxiliares en los  hechos criminales, hechos donde interviene la victimología; aportamos resultados sobre las valoraciones del daño psíquico y la magnitud de ese daño, no solamente por parte de la víctima, también desde el lado del agresor que comete un acto del que puede derivarse un delito y que, por lo tanto acarrea una sanción o una pena; el psicólogo forense va a aportar, por ejemplo, a la determinación de la peligrosidad social que puede representar esta persona, en cuanto a su capacidad de discernir, si hay alguna alteración de índole mental que distorsione su capacidad de entender el actuar ilícito que está cometiendo.

Una de las características propias de la psicología forense es la congruencia que debe existir entre la ciencia de nuestro saber y lo que establecen las leyes relacionadas a la comisión de hechos delictivos o sancionables, prácticamente nosotros aportamos un conocimiento científico de la conducta humana, pero este saber tiene que estar íntimamente vinculado con los protocolos establecidos y las normas técnicas existentes en el IML así como con otras leyes de nuestro país, tal como puede ser nuestro Código Penal, las leyes de familia, la Ley General Contra la Violencia hacia las Mujeres, etc.

Nosotros no hacemos nada si damos a conocer una conducta y determinamos alguna anomalía psíquica responsable de una conducta criminal, si no está tipificado dentro de un cuerpo legal, dentro de un código.

El Instituto de Medicina Legal es el ente regulador y es la institución que rige todos los procesos desde el punto de vista de la psicología forense. Actualmente existen 30 psicólogos a nivel nacional a quienes la Corte Suprema de Justicia ya les dio competencia para peritar, el IML aspira a tener uno en cada delegación, sin embargo aún no hay muchos psicólogos certificados en esta formación, y quien se forme en esta subespecialidad tiene la opción ser parte de esta entidad o bien puede aplicarlo dentro del  ámbito privado, pues actualmente existe lo que se llama contraperitaje, que puede implementarse cuando exista inconformidad con el dictamen forense y se desee impugnar.

En ambos casos el juez va a tomar en cuenta la objetividad con la que han sido elaborados en base al conocimiento científico, el protocolo establecido y las normas técnicas aplicadas, por lo que podemos decir que la psicología forense está en un proceso de desarrollo al igual que la medicina forense.

También hoy en día muchos periciales son solicitados para aportar a la credibilidad del testimonio. Un ejemplo en materia civil es si se trata de una discapacidad, podemos aportar pruebas para determinar que una persona no estaba en su capacidad para testar, hacer una intervención en el derecho de familia, la evaluación de los hijos, la idoneidad del padre o madre que se hará cargo del menor, etc. En todos los procesos que estén relacionados con la ley, el psicólogo forense participa.

 

 

 

2017-09-22T17:45:38+00:00