fbpx

Adiós a la prenda… bienvenido régimen de garantías mobiliarias

Régimen de garantías mobilliarias UNICA

En Latinoamérica, el régimen de garantías mobiliarias tradicional ha sido bastante deficiente, con leyes de prenda que restringen la lista de bienes aceptables como garantías, con registros inadecuados y sistemas de ejecución judicial largos, caros y engorrosos. Nicaragua era un ejemplo de lo anterior. Contábamos con cuatro tipos de prenda diferentes, a saber: 1. La Prenda Civil regulada en el Código Civil; 2. La Prenda Mercantil, regulada en el Código de Comercio; 3. La Prenda Comercial y  4. La Prenda Agraria e Industrial, reguladas en leyes especiales.

Evidentemente, la existencia de estos diversos regímenes limitaba la posibilidad de dar en garantías algunos bienes que no eran aceptables bajo la regulación existente. Con la Ley No. 936, Ley de Garantías Mobiliarias, la cual fue aprobada el 6 de octubre de 2016 y publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 200 del 25 de octubre de 2016.

La misma entró en vigencia a finales de octubre del año 2017, se deroga toda la regulación de la prenda y se apuesta por fortalecer el sistema financiero nacional con la oportunidad de que los micro, pequeños y medianos empresarios, puedan utilizar un gran número de bienes muebles, derechos y acciones, que anteriormente se encontraban imposibilitados de poder presentarse, como respaldo al cumplimiento de una obligación.

Ahora bien, no podemos pensar que este nuevo régimen de garantías logrará solo con la aprobación de la ley, que se mejore el clima de negocios en Nicaragua. Se necesita que la ley se aplique a cabalidad y que, por supuesto, todos los profesionales que trabajan en el sistema financiero nacional y sociedad en general, estudiemos dicha ley y tomemos en consideración su importancia. Es necesario que como país contemos con una línea base, indicadores claros y metas establecidas para el corto, mediano y largo plazo, respecto a su aplicación.

Por ejemplo, el adecuado funcionamiento del nuevo régimen de garantías mobiliarias exige un sistema de registro acorde con su espíritu. Por este motivo la ley establece un registro que busca asegurar la publicidad efectiva de las garantías y a la vez generar un sistema de prelación. Es decir, que la publicidad de una garantía mobiliaria, para sus efectos frente a terceros, se produce- en principio- mediante la inscripción de la garantía en el Registro, sin perjuicio de que también existen formas de publicidad especial.

Por otro lado, es claro que para obtener un crédito se toman en cuenta las garantías, además de otros factores, como la capacidad de pago del deudor, empero una garantía irrecuperable, o difícilmente liquidable, también dificultará el acceso al sistema financiero. Por ello se necesita un procedimiento expedito para evitar que resulten afectados los derechos y patrimonio de los acreedores. La ley contempla la posibilidad de la realización extrajudicial, venta directa y si no se pactaron, la ejecución de conformidad con la Ley No. 902, Código Procesal Civil, que busca garantizar la celeridad en los procesos.

La ley de garantías es compleja, si no se estudia a profundidad. En la Maestría en Derecho Bancario y Financiero que ofrece la UNICA este año, se pretende abordar la misma, así los discentes la comprenderán y aplicarán correctamente.

No puede olvidarse que el principal objetivo de la Ley es incrementar el acceso al crédito, a través de mecanismos que brinden real y efectivo respaldo a las obligaciones.

 MSc. Reynaldo Murillo Valverde,

Especialista en Derecho Financiero

Coordinador de la Maestría en Derecho Bancario y Financiero/UNICA

Compártelo en:
  • 95
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2018-01-18T21:05:59+00:00
WhatsApp chat