fbpx

Desafíos de la profesión docente

Desafios de la docencia

Siguiendo a Martín (2009:199), se necesita “un profesorado competente para formar un alumnado competente”. El profesorado de educación ha de estar capacitado para desempeñar correctamente las tres funciones que le son encomendadas en la sociedad contemporánea: la docencia, la investigación y la gestión. Para Tomás (2001), la nueva función docente del profesor universitario supone permitir adquirir conocimientos, pero especialmente saberlos buscar, procesar y aplicar.

A partir de estas premisas, es oportuno cuestionarse, ¿Cuáles son nuestros principales desafíos en la sociedad actual?, ¿Están relacionados estos desafíos con nuestro ser emocional, espiritual,  intelectual y social?, ¿Alcanzaremos cumplirlos de manera individual o en equipo? El alcance de los mismos depende de la autorreflexión, del autoconocimiento,  la autorregulación y de  comunicación con los principales actores del proceso de enseñanza aprendizaje.

Debo  comenzar, continuar o enrumbar mi práctica docente, de manera tal, que pueda  ser un profesional pertinente para el logro de la calidad de la docencia  y paralelamente del proceso de enseñanza aprendizaje.

Estas  preguntas y aseveraciones se plantean en relación al ejercicio de la profesión docente, siendo la principal respuesta y el desafío crucial, que es fundamental fortalecer la profesión docente. Es necesario señalar que esta profesión requiere replantearse desde la selección de quiénes se formarán para ser docentes,  en qué va a consistir su formación inicial, cómo debe ser el acompañamiento a quienes se inician como maestros, cuál debe ser  el reconocimiento en su carrera docente, etc. Pensar en estos cambios, exige un apoyo decidido de los propios maestros, de la administración educativa y del conjunto de la sociedad.

Con lo dicho hasta aquí, se puede hacer la siguiente pregunta para mencionar los principales desafíos de la profesión docente ¿Cuál debe ser la interrelación entre contexto social, política educativa, gestión educativa, docencia,  investigación e innovación educativa  para garantizar  el  desarrollo de la profesión docente?

Para comentar la pregunta es necesario mencionar que la  evolución de los sistemas educativos a nivel mundial plantea nuevos problemas educativos que deben ser tenidos muy en cuenta en la formación del profesorado. Por lo que  se puede mencionar que los principales desafíos los encontramos en el trabajo con los otros, con la información, el conocimiento, la tecnología y con y en la sociedad. Situaciones en las que el fortalecimiento de la profesión docente nos permitirá realizar e inducir el trabajo educativo de manera  proactiva en beneficio de la comunidad.

A continuación, una reflexión de los aspectos mencionados en la pregunta central de esta lectura, sobre los principales desafíos de la profesión docente.

Partimos de la comprensión del contexto, el cual  adquiere cada vez más relevancia, la capacidad de adecuarse a él metodológicamente nos lleva a valorar la gran importancia que tiene para la docencia el aprendizaje de la relación, la convivencia, la cultura del contexto y el desarrollo de la capacidad de interacción de cada persona con el resto del grupo, con sus iguales y con la comunidad que enmarca la educación.

Para poder cumplir con las funciones de la profesión docente, es necesario implementar políticas sostenidas en el tiempo que posibiliten su desarrollo profesional y la mejora de sus condiciones laborales; revisar los sistemas de formación, que sean pertinentes a los escenarios sociales y culturales de la educación contemporánea.

Se necesita impulsar un programa de mejora e innovación de la docencia,  en el que se considera al docente un mediador entre el conocimiento y el alumno, un facilitador del aprendizaje, un tutor, un organizador, un orientador y supervisor del trabajo y del aprendizaje discente. En relación a la función de gestor, el profesor no debería olvidar la posibilidad de participar activamente en la organización y gestión como un miembro más de la institución. Además de las figuras anteriores se estima imprescindible considerar al profesor como investigador, tomando cada una de estas funciones, con mayor o menor protagonismo según sus propias preferencias personales, motivaciones, según la fase en que se encuentre su carrera profesional, según la identificación con las políticas institucionales, según el escenario, según las necesidades institucionales, etc.

De manera sintetizada el docente necesita reflexionar y desarrollar una formación profesional permanente y continua, fundamentada en incentivos, evaluación al desempeño y  con un plan de carrera que contribuya al fortalecimiento de la funciones de; gestión, docencia, investigación y responsabilidad social.

BIBLIOGRAFIA

El futuro de la formación del profesorado universitario.

https://www.researchgate.net/publication/277262959_El_futuro_de_la_formacion_del_profesorado_universitario

López Rupérez Francisco (2014) Fortalecer la profesión Docente. Un desafío crucial. EDUCADORES XXI. Narcea.

NUEVOS RETOS DE LA PROFESIÓN DOCENTE.II SEMINARIO INTERNACIONAL RELFIDO  (Red Europea y Latinoamericana de Formación e Innovación Docente) Grupo de Investigación FODIP. Formación Docente e Innovación Pedagógica. Universidad de Barcelona.

EL PROFESOR UNIVERSITARIO: SUS COMPETENCIAS Y FORMACIÓN VOL. 15, 3 (Diciembre 2011) ISSN 1138-414X (edición impresa). Profesorado. Revista de currículum y formación del profesorado.

JAVIER J. MAQUILÓN SÁNCHEZ (2011) Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado (REIFOP) continuación de la antigua Revista de Escuelas Normales. 36 (14,1) Abril Nuevos Desafíos En La Formación Del Profesorado.

Compártelo en:
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2018-04-09T17:47:11+00:00