La plataforma del Programa del voluntariado UNICEF – UNICA permite realizar diferentes iniciativas a favor de la niñez a través del Programa de prevención de la violencia contra la niñez, y éste ejecutó la tarde de ayer su primera intervención para ponerlo en marcha, exclusivamente con niños y niñas en edades entre 8 y 12 años, de la Comunidad de Santo Domingo.

Basados en la visión de UNICA, de formar profesionales integrales con valores humanísticos, en colaboración con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), desarrolla desde el año 2018 el proyecto de voluntariado enfocado principalmente en la iniciativa de un mundo mejor, en el que cada niño y niña tenga una oportunidad justa en la vida para alcanzar su pleno desarrollo.

La licenciada Olga Ara, Consultora de Unicef para el Programa de Voluntariado en la prevención del Abuso sexual, explicó que con los jóvenes de UNICA, después que se hace un proceso de formación sobre el trabajo de UNICEF en el enfoque de derechos, temas de violencia, prevención del abuso sexual, “yo entro a darles herramientas metodológicas para poder hacer ese trabajo con las niñas y los niños de una manera más creativa y más lúdica”.

En las diferentes etapas del ser humano tenemos maneras diferentes de aprender, pero lo que nos une a todos en cualquiera de las etapas es que aprendemos mejor desde la creatividad y desde la lúdica, “es una experiencia que te conecta con la emoción, te abre la mirada y el cuerpo al aprendizaje, entonces cuando utilizamos metodologías como el juego, el dibujo, la dramatización, la música, la elaboración de material, nuestro cerebro se prepare mejor para una experiencia de aprendizaje”, manifestó durante la actividad.

El proceso ejecutado con los niños y niñas es formarlos con metodologías creativas y sistémicas y “lo hacemos a partir de sus propias vivencias para extraer el conocimiento”, señala la Consultora de UNICEF, “de esa forma trasladamos una serie de mensajes importantes para considerar a la hora de trabajar”.

Resultados de la primera intervención según Consultora.

Basada en la primera intervención de nuestros estudiantes, la Consultora de UNICEF considera que la puesta en escena ha sido positiva, “han buscado una manera creativa de hacer una charla, de transmitir un mensaje, de contar un contenido que es delicado de trabajar porque seguramente en estos grupos hay niños, niñas y mujeres (en el caso de las madres acompañantes con quienes también se trabajó); quienes han sufrido un abuso sexual, y es delicado también porque se habla de sexualidad y de cuerpo en una sociedad como la nuestra donde aún es tabú”, resaltó la licenciada Ara.

En el tema de la participación se vio buenos resultados “porque los chavalos están conectados, concentrados, están haciendo la tarea y se les está quedando el mensaje, incluidas las familias donde seguramente hay historias dolorosas, complicadas y estas dinámicas les permiten abrirse y estar más dispuestas a recibir el mensaje”, concluyó.

Galería de Fotos

Compártelo en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •