El pasado fin de semana el Parlamento Centroamericano dio a conocer que el proyecto “UVCCOVID” presentado por el joven Kevin Morales Chamorro, egresado de la Facultad de Ciencias Médicas de nuestra Alma Mater, fue ganador de uno de los premios en el III concurso Rubén Darío “Cantos de Vida y Esperanza” en su modalidad de innovación científica y tecnológica ante la crisis de COVID-19.

Este concurso tenía como objetivo principal, ayudar a los científicos centroamericanos y de República Dominicana que tuvieran proyectos viables para coadyuvar a las autoridades de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana a efectos de mitigar la crisis derivada del COVID-19.

En una breve entrevista brindada durante una visita a nuestro campus UNICA, Kevin nos compartió sobre su nueva experiencia. “Estoy muy ilusionado y contento, se me notificó de los resultados a través de una llamada telefónica el pasado viernes por la noche, y el día domingo me enviaron la carta formal con la noticia y las felicitaciones correspondientes. Yo siempre pongo mis proyectos en las manos de Dios antes de comenzarlos y al concluirlos siempre le doy las gracias a Él. Agradezco de igual manera a mis padres, quienes me apoyan en todo lo que siempre he querido hacer y son incondicionales conmigo”. expresó el joven en respuesta a este nuevo logro alcanzado.

El proyecto “UVCCOVID” está basado en el estudio de los efectos de la luz ultravioleta tipo C en COVID-19, y sus grandes maneras de emplearse como una alternativa de esterilización de equipos de protección médica u otros instrumentos en hospitales públicos y privados de Nicaragua en el contexto actual que vivimos y que afecta de igual manera al resto del mundo.

El futuro médico manifestó que este proyecto, junto a sus permanentes deseos de investigación, fue inspirado en una experiencia con un paciente durante la realización de su internado en el departamento de Río San Juan, y actualmente este mismo estudio forma parte de su tesis monográfica.

Al preguntarle sobre los efectos de la luz UV como parte de su investigación nos decía: “Las UVC son bombillas fluorescentes de mercurio de baja o alta presión cuya función principal es penetrar las paredes celulares y romper o lisar bases nitrogenadas o nucleótidos de timina del ADN y uracilo en ARN, por lo cual el organismo pierde la capacidad de reproducirse o incluso de sobrevivir”.  Y agregó: “Claro está, que cualquier radiación UV directo sobre la piel humana puede provocar daños en la salud al penetrar la membrana celular causando mutación espontanea que puede transformar células normales en células malignas”.

Por lo anterior expuesto y basado en múltiples estudios a nivel mundial sobre la eficacia en la implementación de UVC en la destrucción de patógenos tipo hongos, bacterias, levaduras y virus; el joven Morales considera que la creación de luces ultravioleta tipo C puede ser una alternativa significativamente económica en estos tiempos de pandemia para realizar la esterilización de instrumentos, equipos de protección médica, o bien para acondicionar cuartos específicos o aislados, como lo son los quirófanos, áreas de infectología o salas UCI en los hospitales, permitiendo una reutilización adecuada de los equipos y espacios.

Cabe destacar que para el proceso de validación y eficacia se están realizando gestiones para utilizar laboratorios de microbiología del Ministerio de Salud con el apoyo de CONICYT para un mayor soporte y legalidad. Este proceso servirá para demostrar la capacidad en tiempo-respuesta de la disminución de patógenos a través de la observación por microscopía electrónica, para luego realizar bases impresas en 3D donde serían colocadas las foto celdas de UVC y posteriormente ser donadas a los hospitales. Por su parte la Universidad Católica brindará un apoyo científico en el proceso del diseño de la iniciativa y dará seguimiento en su desarrollo.

No es la primera ocasión que este joven emprendedor es reconocido por sus trabajos de innovación. En el año 2017 ganó el premio al mejor proyecto en Youth Citizen Entrepreneurship Competition (YCEC) de UNESCO y el premio nacional de la innovación en Nicaragua con el proyecto BHOGIP consistente en un brazalete dirigido a personas con discapacidades visuales.  Igualmente ha tenido experiencias similares con Entrepreneurs' Organization (EO), una organización sin fines de lucro que involucra a emprendedores líderes para que sigan aprendiendo y fortaleciendo sus capacidades.

Próximo a obtener su título como médico y ante la eminente salida de su casa de estudios superiores, expresó: “La UNICA siempre ha sido un lugar de formación y trabajo, donde cada uno ama lo que hace…. y siempre he encontrado un apoyo incondicional porque creen en los sueños de los estudiantes”. “Sueño actualmente con la creación de un centro de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) y me gustaría que fuese en este mismo sitio que me formó” finalizó Morales.

La fecha, el lugar y la parte protocolar para la entrega del premio se definirá en los próximos días por parte de la Comisión de Educación del Parlamento Centroamericano.

En nombre de toda la Comunidad Universitaria felicitamos a nuestro futuro Doctor Kevin Morales Chamorro por este importante logro en su carrera y le deseamos el mejor de los éxitos en todos los proyectos que emprenda a futuro.

Kevin Morales Chamorro es un fiel testimonio de que en UNICA,
¡Amamos lo que hacemos!

 

Compártelo en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •